Liturgia 01 de Marzo

PRIMERA LECTURA
Del libro del Génesis 2, 7-9; 3, 1-7

El Señor Dios formó al hombre de barro sacado del suelo, y soplándole en la nariz el aliento vital lo convirtió en un hombre con vida. Plantó luego un jardín en Edén, hacia oriente, y colocó allí al hombre que había formado. Allí mismo hizo brotar de la tierra toda clase de árboles con frutos de aspecto atrayente y buenos para comer. Y entre ellos el árbol de la vida, en mitad del jardín, como también el árbol del conocimiento del bien y del mal. Ahora bien, la serpiente era el animal más astuto de cuantos había hecho el Señor Dios; y le dijo a la mujer: “¿Es cierto que Dios le prohibió comer de los árboles del jardín?”. La mujer le respondió a la serpiente: “Del fruto de los árboles del jardín podemos comer, pero del fruto del árbol que está en mitad del jardín nos prohibió Dios comer o tocarlo, para no morir”. La serpiente le replicó a la mujer: “¡Seguro que no morirán! Lo que pasa es que Dios sabe que el día que coman de él se les abrirán los ojos y tendrán como Dios conocimiento del bien y del mal”. La mujer vio que el fruto de ese árbol era apetitoso y tentador, y que sería bueno comer de él para conocer el bien y el mal. Así que tomó un fruto y se lo comió. Luego le dio a su esposo, y él también comió. Entonces se les abrieron los ojos a ambos y se dieron cuenta de que estaban desnudos, y cosieron hojas de higuera y se cubrieron con ellas.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 50
R/. Misericordia, Señor: hemos pecado.

• Misericordia, Dios mío, por tu bondad; por tu inmensa compasión borra mi culpa; lava del todo mi delito, limpia mi pecado. R/.
• Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado: contra ti, contra ti solo pequé, cometí la maldad que aborreces. R/.
• ¡Oh Dios!, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme; no me arrojes lejos de tu rostro, no me quites tu santo espíritu. R/.
• Devuélveme la alegría de tu salvación, afiánzame con espíritu generoso. Señor, me abrirás los labios, y mi boca proclamará tu alabanza. R/.

EVANGELIO
Del Evangelio según san Mateo 4, 1-11

Una vez bautizado, Jesús fue conducido por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches, sintió hambre. Entonces se le acercó el tentador y le dijo: “Si de veras eres el Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes”. Él le respondió: “La Escritura dice: ‘No solamente de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios’”. Entonces lo llevó el diablo a la Ciudad Santa, lo colocó en el lugar más alto del templo y le dijo: “Si de veras eres el Hijo de Dios, tírate abajo. Porque la Escritura dice: ‘A sus ángeles dará órdenes para que te cuiden’ y también: ‘Te llevarán en sus palmas, para que tu pie no tropiece en la piedra’”. Jesús le dijo: “También dice la Escritura: ‘No exigirás pruebas al Señor tu Dios’”. Entonces lo llevó el diablo a un monte muy alto, le mostró todos los reinos del mundo y su gloria y le dijo: “Todo esto te lo daré, si te postras y me adoras”. Entonces le dijo Jesús: “¡Lejos de aquí, Satanás! Porque la Escritura dice: ‘Al Señor tu Dios adorarás y solo a Él lo servirás’”. En seguida el diablo lo dejó, y se acercaron unos ángeles y se pusieron a servirle.

Palabra del Señor.

Open chat
1
Paz y Bien. ¿Podemos ayudarte?.