Liturgia 11 de Diciembre

PRIMERA LECTURA 
El Señor da vigor al fatigado.
Del libro del profeta Isaías 40, 25-31

¿Con quién van a comparar al Dios Santo? ¿Acaso tiene semejantes? Levanten los ojos al cielo y miren: ¿quién creó todo aquello? Lo creó Dios, que despliega como un ejército los astros y llama a cada uno por su nombre, y ni una estrella falta. ¡Es tanta su fuerza y es tal su poderío! ¿Por qué te quejas, pueblo de Jacob? Israel, ¿por qué andas diciendo que el Señor no se da cuenta de tu suerte y que tu Dios no quiere hacerte justicia? ¿Acaso no lo sabes? ¿Nunca lo habías oído? El Señor es un Dios eterno y creó hasta el último confín del universo. No desfallece ni se cansa, su inteligencia es infinita. Él da vigor a quien está cansado y fortalece al débil. Los muchachos pueden cansarse y desfallecen, la juventud vacila y cae; pero los que confían en el Señor recobran las fuerzas y vuelan como águilas, corren incansables y avanzan sin fatigarse.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Salmo 102
R/. El Señor da vigor a quien está cansado.

• Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios. R/.
• Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades; Él rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura. R/.
• El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia; no nos trata como merecen nuestros pecados, ni nos paga según nuestras culpas. R/.

EVANGELIO
Vengan a mí todos los que están rendidos.
Del Evangelio según san Mateo 11, 28-30

En cierta ocasión dijo Jesús: “Vengan a mí y todos los que están rendidos y agobiados, que yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es llevadero y mi carga liviana”.

 Palabra del Señor.

Open chat
1
Paz y Bien. ¿Podemos ayudarte?.