Liturgia 16 de Febrero

PRIMERA LECTURA
Del libro del Eclesiástico 15, 16-21

Si quieres, puedes cumplir los mandamientos y ser fiel haciendo lo que a Dios agrada. Tienes delante fuego y agua: extiende tu mano a lo que quieras. Frente a cada uno se encuentran vida y muerte, cada cual recibirá lo que desee. Porque es inmensa la sabiduría del Señor, es grande su poder, Él lo ve todo. Dios observa a sus criaturas y conoce todo lo que hace el hombre. Él a nadie le concedió el derecho de pecar, y no deja sin castigo al impostor que así lo afirme.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 118
R/. Muéstrame, Señor, el camino de tus leyes.

• Dichoso el que con vida intachable camina en la voluntad del Señor; dichoso el que guardando sus preceptos lo busca de todo corazón. R/.
• Tú promulgas tus decretos para que se observen exactamente. Ojalá esté firme mi camino, para cumplir tus consignas. R/. • Haz bien a tu siervo: viviré y cumpliré tus palabras; ábreme los ojos y contemplaré las maravillas de tu voluntad. R/.
• Muéstrame, Señor, el camino de tus leyes, y lo seguiré puntualmente; enséñame a cumplir tu voluntad y a guardarla de todo corazón. R/.

EVANGELIO
Del Evangelio según san Mateo 5, 17-37

En el sermón de la montaña prosiguió Jesús diciendo a sus discípulos: “No piensen que yo viene a desvirtuar la Ley y los profetas. No viene a desvirtuarlos sino a darles todo su valor. Se lo aseguro: antes dejarán de existir el cielo y la tierra, que deje de cumplirse una sola letra o coma de la Ley. Por eso, el que suprima uno solo de los mandamientos más pequeños y les enseñe eso a los demás, será el más pequeño en el Reino de los Cielos. Pero el que los cumpla y enseñe será grande en el Reino de los Cielos. Les digo que si no cumplen la voluntad de Dios mejor que los escribas y fariseos, no entran en el Reino de los Cielos. Saben que desde antiguo se mandó: ‘No matarás’. Y el que mate debe ser sometido a juicio. Pero yo les digo: Debe ser sometido a juicio todo el que se enoje con su hermano. Y el que trate a su hermano de estúpido merece ser llevado ante el tribunal; y el que lo trate de imbécil merece el fuego del infierno.
Por eso, si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda, delante del altar, y ve a reconciliarte primero con tu hermano. Entonces sí vuelve a presentar tu ofrenda. Si te ponen pleito, procura arreglar por las buenas con la otra parte, antes de llegar al tribunal, no sea que el otro te entregue al juez, y el juez al guardia, y te metan en la cárcel. Yo te aseguro que no saldrás de allí hasta que pagues el último centavo.

Saben que está mandado: ‘No cometerás adulterio’. Pero yo les digo: Todo el que mira a una mujer con malos deseos, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón. Y si el que te hace pecar es tu ojo derecho, sácatelo y tíralo, porque más vale perder un órgano que ir a parar entero al infierno. Y si te hace pecar tu mano derecha, córtatela y tírala, porque más vale perder un miembro que ir a parar de cuerpo entero al infierno. Está mandado: ‘El que despida a su mujer, debe darle el acta de divorcio’. Pero yo les digo: ‘Todo el que se divorcie de su mujer, fuera del caso de unión carnal ilegítima, la induce al adulterio, y el que se casa con una divorciada, comete adulterio’.
También saben que desde antiguo se mandó: ‘No jurarás en falso’ y ‘le cumplirás al Señor lo que le jures’. Pero yo les digo: ‘Simplemente no jurar’. Ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra que es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey. No jures tampoco por tu cabeza, pues ni siquiera puedes volver blanco o negro un solo pelo. Baste con decir ‘sí’ o ‘no’. Ir más allá de eso es cosa del Maligno”.

Palabra del Señor.

Open chat
1
Paz y Bien. ¿Podemos ayudarte?.