Liturgia del dia 13 de Octubre

PRIMERA LECTURA
Del Segundo libro de los Reyes 5, 14-17

Naamán, el jefe del ejército del rey de
Siria, fue al río Jordán y se bañó siete
veces en él, como se lo había indicado
el profeta Eliseo; y quedó limpio de la
lepra, con la piel como la de un niño.
Entonces volvió él con todos sus
acompañantes a donde el profeta, y al
presentarse le dijo: “Ahora me he convencido
de que no hay Dios en ningún
otro país fuera de Israel. Por eso acepta
un regalo como agradecimiento de
tu servidor”. Pero Eliseo le contestó: “¡Por la vida del Señor a quien sirvo,
te juro que no lo aceptaré!”. Y por más
que insistió Naamán, Eliseo no quiso
aceptar nada.
Luego dijo Naamán: “Entonces te ruego
que permitas a tu servidor llevar en
las mulas dos cargas de tierra, porque
no voy a ofrecer holocaustos ni sacrificios
a ningún otro dios sino al Señor”.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 97
R/. El Señor se compadece de todos nosotros.

• Canten al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas: su diestra le ha dado la victoria, su santo brazo. R/.
• El Señor da a conocer su victoria, revela a las naciones su justicia: se acordó de su misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel. R/.
• Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios. Aclama al Señor, tierra entera; griten, vitoreen, toquen. R/.

EVANGELIO
Solamente este extranjero volvió a dar gloria a Dios.
Del Evangelio según san Lucas 17, 11-19

Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasó por la frontera entre Samaria y Galilea. Y al entrar a una población, le salieron al encuentro diez leprosos, que se detuvieron a distancia y empezaron a gritar: “¡Jesús, maestro, ten compasión de nosotros!”. Cuando Jesús los vio, les dijo: “Vayan a presentarse a los sacerdotes”. Y al ir a presentarse, quedaron libres de la lepra. Uno de ellos, al ver que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes voces y se postró a los pies de Jesús dándole gracias. Era un samaritano. Jesús preguntó: “¿Y no quedaron los diez libres de su enfermedad? ¿Dónde están los otros nueve? ¿No hubo sino este extranjero que volviera a dar gloria a Dios?”. Entonces le dijo: “Levántate y vete. Tu fe te devolvió la salud”.

 Palabra del Señor.

Open chat
1
Paz y Bien. ¿Podemos ayudarte?.