Liturgias del 06 de septiembre

PRIMERA LECTURA
Del profeta Ezequiel 33, 7-9

Esto dice el Señor: “A ti, hijo de Adán, te he constituido centinela del pueblo de Israel; cuando escuches alguna palabra de mi boca, les harás advertencias de mi parte. Si yo decreto la muerte de un malvado, y tú no se lo adviertes para que cambie de conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuentas de su muerte. Pero si tú adviertes al malvado para que cambie de conducta, y él no cambia, es él quien morirá por su culpa, y tú salvarás tu vida”.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Salmo 94
R/. Danos, Señor, un corazón sensato, para saber escucharte.
• Vengan, aclamemos al Señor, demos vítores a la Roca que nos salva; entremos en su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos. R/.
• Vengan, postrémonos por tierra, bendiciendo al Señor, Creador nuestro. Porque Él es nuestro Dios, y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía. R/.
• Ojalá escuchen hoy su voz: “No endurezcan el corazón como en Meribá, como el día de Masá en el desierto: cuando sus padres me pusieron a prueba, y dudaron de mí, aunque habían visto mis obras”. R/.

EVANGELIO
De la Carta de san Pablo a los Romanos 13, 8-10
Hermanos: A nadie le queden debiendo nada, fuera del amor que nos debemos unos a otros. Porque amando al prójimo se cumple la Ley en su totalidad. En efecto, el mandamiento de no cometer adulterio, de no matar, de no robar, de no codiciar y todos los demás se resumen en este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Si se ama, no se hace ningún mal al prójimo. Así, pues, la Ley se cumple en su totalidad con el amor.

Palabra del Señor.

Open chat
1
Paz y Bien. ¿Podemos ayudarte?.