Liturgias del 16 de agosto

PRIMERA LECTURA
Del libro de Isaías 56, 1.6-7

Esto dice el Señor: “Respeten el derecho, practiquen la justicia, pues ya está para llegar mi salvación, y va a revelarse mi justicia. Yo conduciré hasta mi monte santo, para llenarlos de alegría en mi casa de oración, a los extranjeros que se adhieran a mí, para servirme por amor y con el deseo de ser mis servidores; y a todos los que se abstengan de profanar el sábado y se mantengan fieles a mi alianza. Aceptaré con agrado en mi altar sus holocaustos y sus sacrificios. Porque mi casa es casa de oración, y así la llamarán todos los pueblos”.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 66
R/. Que te alaben, oh Dios, todos los pueblos de la tierra.

• El Señor tenga piedad y nos bendiga, ilumine su rostro sobre nosotros; conozca la tierra tus caminos, todos los pueblos tu salvación. R/.
• Que canten de alegría las naciones, porque riges el mundo con justicia, riges los pueblos con rectitud y gobiernas las naciones de la tierra. R/.
• ¡Oh Dios!, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben. Que Dios nos bendiga, que le teman hasta los confines del orbe. R/.

EVANGELIO
Del Evangelio según san Mateo 15, 21-28

En cierta ocasión, salió Jesús y se fue a la región de Tiro y Sidón. Y una mujer cananea, de aquellos lugares, salió al camino y se puso a gritar: “¡Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David! Tengo una hija atormentada por el demonio”. Pero Jesús nada respondió. Entonces se acercaron los discípulos y empezaron a insistirle: “Atiéndela, que sigue gritando detrás de nosotros”. Pero Él respondió: “Yo he sido enviado solamente para las ovejas perdidas del pueblo de Israel”. Ella los alcanzó y se postró delante de Él diciendo: “¡Señor, ayúdame!”. Él le contestó: “No está bien quitarles el pan a los hijos y dárselo a los perros”. Pero ella replicó: “Así es, Señor, pero los perros también comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Entonces le respondió Jesús: “Mujer, ¡qué grande es tu fe! Que se cumpla lo que deseas”. Y desde esa misma hora quedó curada su hija.

Palabra del Señor.

Open chat
1
Paz y Bien. ¿Podemos ayudarte?.