Liturgias del 30 de agosto

PRIMERA LECTURA
Del libro de Jeremías 20, 7-9

Me engañaste, Señor, y me dejé convencer. Eras más fuerte y me dominaste. A toda hora me ponen en ridículo, todos se burlan de mí. Siempre que hablo, es para pedir socorro gritando ante la violencia y los desastres. La Palabra que el Señor me encomendó ha hecho de mí el blanco permanente de ultrajes y sarcasmos. Y cuando resuelvo no pensar más en Él ni volver a hablar en nombre suyo, entonces su palabra, reprimida en mi pecho, se convierte en fuego que me devora las entrañas; y me canso luchando, pero no logro detenerlo.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Salmo 62
R/. Mi alma está sedienta de ti, Dios mío.
• Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti; mi carne tiene ansia de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua. R/.
• ¡Cómo te contemplaba en el santuario, viendo tu fuerza y tu gloria! Tu gracia vale más que la vida, te alabarán mis labios. R/. • Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos invocándote. Me saciaré como de manjares exquisitos y mis labios te alabarán jubilosos. R/.
• Porque fuiste mi auxilio, y a la sombra de tus alas canto con júbilo; mi alma está unida a ti y tu diestra me sostiene. R/.

EVANGELIO
Si alguien quiere venir conmigo, renuncie a sí mismo
Del Evangelio según san Marcos 6, 17-29

Después que Pedro lo reconoció como el Mesías, empezó Jesús a explicar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas del sanedrín, padecer la muerte y resucitar al tercer día.
Pedro lo llamó aparte y empezó a ponerle reparos. Le decía: “¡Jamás, Señor! Eso no te puede suceder”. Jesús se volvió y le dijo: “¡Déjame seguir mi camino, Satanás! Me estorbas, porque tus ideas no son las de Dios sino las de los hombres”.
Y luego les dijo a sus discípulos: “Si alguien quiere venir conmigo, renuncie a sí mismo, cargue su cruz y sígame. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí, la conservará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si pierde la vida? ¿Con qué podrá pagar uno su vida? Porque va a venir el Hijo del hombre con la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada cual según lo que haya hecho”.

Palabra del Señor.

Open chat
1
Paz y Bien. ¿Podemos ayudarte?.